Videopodio (0101): la voz de la conciencia

Mi rutina de armado del Vidopodio contempla una lista de blogs que TENGO que visitar los viernes por la noche, para asegurarme que no se me escapa nada interesante.

La cuestión es que para hoy, por temas de agenda, ya tenía los videos seleccionados sin haber recorrido toda la lista de fuentes. Y estaba a punto de publicar cuando mi Super Yo bloggero o voz de la conciencia, me dijo:

Voz de la conciencia:


- “Tomate unos minutos más y hacé la recorrida completa. Sé profesional”

(Así me habla. Me tutea).

Bien, entonces le hice caso. Y resultó una suerte. Porque terminé agregando y poniendo y quitando videos.

Como percibirá el lector sensible de este blog, estoy contento, porque encontré buen material.

Así que comencemos nomás, que esto viene para largo. Espero que tengan tiempo.

BRONCE

El tercer lugar del podio vamos a taggearlo en la sección “golpes, peleas y afines” :-)

En el primero de los dos videos de bronce, hay dos fotógrafos peleando en una boda. Y como ocurre siempre cuando hay una pelea y fotógrafos o camarógrafos cerca, al detectarla -cualquier pelea-, en vez de separar a quienes pelean, o buscar ayuda, o algo  para reestablecer la armonía, no, ellos, los fotógrafos, se dedican a sacar fotos.

Es como si su profesión les diera permiso para dar rienda suelta al morbo. Ellos no están mirando la pelea, no señor, ellos están trabajando. JA. Ahora que me cuenten uno de gallegos (como soy bien gallego, puedo hacer chistes de gallegos).

Y ya me imagino el racional y el speech de mundo fotograferil para justificarse, con argumento que aludan a que “es nuestro trabajo captar el momento exacto” y bla bla bla. ¿Pero acaso no son humanos primero? No, los señores no. Sacan fotos y que el mundo se… siga su curso, digamos.

Entonces cuando vi este video en el que un fotógrafo se la agarraba con un camarógrafo que no estaba en la pelea sino que estaba registrando la escena, me dio una gran alegría. Como leí en Favstar aunque por otros asuntos, “era una representación perfecta, peligrosa y borgeana del infinito“: un fotógrafo que golpea a otro fotógrafo por fotografiar.

Pero además porque se lo merecía.

Por morboso.

Vas a aprender así a meterte en lo tuyo.

Hoy duermo tranquilo, el mundo es un lugar más justo.

Y el segundo de Bronce, no es una pelea, pero si hay un golpe. MUY DOLOROSO. Pero muy muy. Ahora, el lector atento, podría preguntarme , ¿qué tiene de extraño que haya un golpe en un video de internet? ¿Volvimos a la época de los bloopers? Es más, podría decir:

Lector atento:

- “Martín, los videos de golpes son pre Twitter. Atrasás 10 años.”

Y tendrían razón en tutearme, al igual que lo hace la voz de mi conciencia. Pero quiero aclarar que lo que me gustó, lo que hace a este video diferente, es la conclusión del locutor al final del relato: “Ese muchacho necesita un abrazo”.

Tal cual.

PLATA

Otra curiosidad del videopodio de hoy, es que podría haberlo hecho solo con animalitos, ya que contaba con el material suficiente. Pero ya hemos discutido el tema. Cuando son tiernos, son un golpe bajo. Y cuando hacen algo gracioso o curioso, también funcionan, porque siguen siendo un golpe bajo.

Y acá es donde regresó la voz de la conciencia.

Voz de la conciencia:

- “¿Y entonces? ¿Cuál es el problema? ¿Por qué siempre un pero antes de poner videos de animalitos? Dejate de joder y poné los videos.”

Y mi respuesta es simple: me resisto intelectualmente a utilizar el recurso de los animalitos porque es como hacer un power point en un blog. Es como subestimarlos a ustedes, y además declararme amo y señor del lugar común. Pero como les decía, solo me resisto intelectualmente. Porque en la práctica sé que funcionan y los utilizo.

Van los de animalitos, que para acentuar la contradicción, tienen un videopodio propio adentro del videopodio. ¿Se entiende, no?

Plata (sub categoría Bronce): El gato que medita. GE-NIAL.

Plata (sub categoría Plata): El cobayo amante de los masajes. RE-GENIAL.

Plata (sub categoría Oro): El chiwawa que se escapa de la prisión hogareña que le improvisaron.

Si lo musicalizaban con la cortina de 007, era el video del año.

ORO

Y llegando al final, estaba en la duda si poner el de la tormenta en el crucero captada por una cámara interna o el de Amy, la actriz australiana de los 22 acentos en dos minutos. Así que van los dos.

Primero la tormenta.

Y cerramos con el exótico magnetismo de Amy

(Vía)

Si llegaron hasta acá, hasta el próximo sábado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  1. Veronica’s avatar

    Dios! Juro que jamás me subire a un crucero! Inlcuso algunos de los “desplazamientos”del barcito, con sus mesas y sillas incluyen a un Señor de remerita rayada que trata infructuosamente de pararse. Y los fotopeleadores del casorio geniales.
    Bien por esa conciencia que te guia por el buen camino.
    Buen fin de semana.

    Reply

    1. Martín Fernández’s avatar

      Hola Vero, estuve mirando atentamente una vez más como el señor de rayado limpiaba el piso con la panza. Estremecedor. Y el cobayo edonista recibidor de masajes, qué me contás?

      Reply

  2. catheryn’s avatar

    eres un ídolo!! saludos! c.

    Reply

  3. Martín Fernández’s avatar

    Gracias, gracias. Me lo merezco. :-)

    Reply