La emoción en la labor periodística

En muchos aspectos Chile es un espejo imposible para la Argentina. El de un país próspero, ordenado, con una presidenta querida por su pueblo, y una larga lista de etcéteras que contrasta con nuestras penurias cotidianas.

En el último tiempo, he realizado algunos proyectos en Santiago, y cada vez que llego a Ezeiza, recuerdo la canción de Soda Stereo: Buenos Aires es la ciudad de la furia.

El sábado por la noche, mientras Palermo escribía un capítulo más de su épica historia futbolera (excelentes fotos), el relato de los últimos cuatro minutos del partido que Chile ganaba en Colombia, emocionaba al país trasandino.

Escuchen el tono que logra el relator Claudio Palma, que finaliza la transmisión con un emotivo diálogo con su padre muerto. Y en medio dedica un párrafo a Marcelo Bielsa.

Creo que no hace falta saber de fútbol para apreciar el video, solo hay que prestar atención a la construcción de la idea final. Cuando en los cursos de oratoria se habla de transmitir emoción con las palabras, se está hablando de lo que se puede escuchar a continuación.

Link en YouTube.

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

non Aliquam leo Sed consequat. suscipit efficitur. libero Praesent commodo