Infidelidad digital

“A un año de que la reforma del Código Penal estableciera que todo elemento tecnológico es una herramienta más de prueba, siete de cada diez divorcios por infidelidad se inician por los delatores modernos: SMS, e-mails, chats o las redes sociales”.

Lo leí en la edición de Clarín de ayer, en la nota “Infidelidad: En la mayoría de los divorcios la causa es un mensajito o un mail“.

El problema nunca es la tecnología, sino el uso que se hace de ella. Si el efecto es el divorcio, la “causa” jamás puede ser tecnológica. He dicho.

i_still_live_whith_my_parents.jpg

Y para cambiar la onda, otra buena nota de ayer: “El libro y la pantalla están en conflicto, y ya de una manera muy violenta“.

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nunc Sed ut commodo odio risus vel,