El poder de la vulnerabilidad

| Videopodio S06E02 |

Algo de lo que vamos a ver a continuación ya lo conversamos el sábado pasado.

Y además, el Videopodio de hoy también repite formato, es decir, Videopodio sin podio, solo ORO.

La charla de TED seleccionada en esta oportunidad me pareció ideal para sábado a la mañana, acompañada de mate y bizcochitos, verdadera rutina de los deportistas de las ideas.

En fin, qué manera de racionalizar.

Lo que charlábamos el sábado pasado era sobre el formato atractivo de las charlas de TED. Decíamos que era probable que un profesional con cierta sensibilidad comunicacional y amplio dominio sobre algún tema, que se tomara el tiempo suficiente para prepararse, quizás, debería desempeñar un rol digno en los 18 minutos que propone TED a sus speakers.

El contexto es inmejorable.

El auditorio está ansioso por ser seducido.

Todo el asunto debería resumirse a encontrar una buena historia que conecte ejemplos claros, sintetizadores y, en lo posible, divertidos.

Sin embargo, viendo la siguiente charla de TED, me di cuenta por qué el tema no es tan simple. Se me vinieron a la mente las difusas nociones de “encanto personal” y “carisma”, que creo -en parte- explican por qué no todo el mundo puede brillar en estas conferencias: lo realmente complicado del formato de TED consiste en ser una persona encantadora.

Dicho lo dicho, presten atención, además de al interesantísimo concepto que desarrolla, al encanto personal que desparrama Brene Brown para captar la atención de la audiencia y meterse a todo el mundo en el bolsillo en los primeros segundos nomás.

Su charla, demás está decirlo y es lo que justifica el post, es MUY interesante: “El poder de la vulnerabilidad”.

ORO

Vía: @jpvarsky

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *