eDependencia

“En el mundo laboral, muchos de nosotros hemos presenciado momentos en los que se cae el sistema de e-mail de la oficina. La gente sale de sus despachos con cara de asombro, escupiendo sandeces —”¡No podemos hacer nada!”—.

A continuación siguen las conversaciones forzosas en los pasillos. Otros se reúnen para visitar antes de tiempo el Starbucks. Alguien con determinación da un portazo y empieza a hacer llamadas telefónicas. Debajo de este aire vagamente festivo, hay una profunda incomodidad, un sentimiento de estar perdidos“.

obama.jpg

Fragmento del artículo ¿Por qué obama debería quedarse con su BlackBerrry?.

Tags: ,

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *