Educación

You are currently browsing the archive for the Educación category.

En un breve pero muy interesante post, Enrique Dans se enfoca en la caducidad de los modelos de educación: cambia la tecnología, por ende cambia la forma en la que nos relacionamos con la información, por ende deberían cambiar las metodologías.

Por ende, 🙂 hay que leer a Dans para entender un poco más del asunto:

“Usar el teléfono para comunicarse mediante mensajes de texto o mensajería instantánea se ha convertido ya en la principal fuente de distracción en clase: nada que no sepa cualquiera que tenga un hijo en edad escolar con el que se comunique de manera fluida, pero que llama la atención ver en los medios. Las clases se han llenado de chavales que, con impresionante habilidad, teclean sin mirar o con miradas rápidas con el terminal debajo de la mesa, del mismo modo en que antes se pasaban notitas de papel”.

Pueden continuar la lectura en el sitio original.

Podés seguirme en Twitter en @internalcomms

No voy a descubrir a Tomás Abraham desde este blog, pero sí quiero decirles algo: es un pensador que adelanta a su época. Su pensamiento no solo es lúcido y preciso, sino que además es cercano. Es ácido y sensible, atributos que parecieran están enfrentados. Tiene una mezcla de flema inglesa, Puán y Fuerte Apache.

A continuación un fragmento de su columna en Perfil.com, en la que aborda el tema de la juventud y la educación.

“… Les conté que yo también había sido joven. Pero que mi juventud y la de mi generación habían sido distintas a la de ellos. Nosotros nacíamos en un casillero. Un padre no sólo nos daba consejos sino que nos obligaba a cumplir con una tarea. Un maestro nos retaba y amonestaba. Un pastor nos culpaba. Un militar nos gobernaba. La policía nos sospechaba. Se nos castigaba. Hablo de la vida normal de un joven de clase media. Nuestro deseo era rajar. Irnos. Salir de casa, ser libres, tener sexo, poder estar en otro lugar, inventar lo nuestro. Golpeábamos las paredes del muro que nos fueron asignadas y soñábamos con un boquete. No estábamos presos, pero casi. Luchábamos contra la autoridad. La militancia, la contracultura fueron nuestra expresión liberadora. Ustedes, les dije, no parecen haber nacido en el interior de un casillero. Más bien los veo a la intemperie. Así como mi generación se movía en un espacio estriado, el que ahora veo es liso. Es muy difícil construirse por voluntad propia un casillero contra el cual golpear la cabeza para endurecerla y templar la voluntad. Desear. Transgredir.”

Pueden leerla completa en sitio del diario.

Excelente y didáctico post de gurú del marketing de la actualidad, que más interesante me resulta: Seth Godin.

En esta oportunidad habla de tres grandes momentos de la preparación de algo (un discurso, un producto, cualquier cosa).

El primer estadio sería el del principiante. Acá, siempre con esfuerzo, se obtienen grandes avances, pero que no son tan útiles.

En el segundo momento, el del novato, hacer mucho esfuerzo no trae mejoras visibles en la calidad.

Y por último, el lugar del experto, es donde llegan las ventas, y donde las conversaciones son realmente productivas. Pero la mayor parte de las personas no llega a este estadio. Comienza las cosas y las abandona antes.

¿Cual es el mito? Que el estadio de novato es útil.

Vean el gráfico y pueden leer completo el breve e interesante post en el sitio del propio Godin (inglés).

Todo como la vida misma.

Hace algunos años leí Pensamiento Rápido, un entretenidísimo y filoso libro de Tomás Abraham, quizá el filósofo argentino más crítico y lúcido de Argentina.

Durante un tiempo seguí sus columnas de fútbol en la revista el El amante, que junto a las de Osvaldo Soriano en Página 12 fueron los textos más divertidos que leí sobre deportes.

Hace unos días, Perfil.com publicó “Enseñanza y nuevas tecnologías”, una columna de Abraham que me recordó que tiene destellos de genio.

De cualquier forma, nadie es profeta en su tierra, ni en su época.

Así comienza la columna:

Hace más de un cuarto de siglo que soy profesor titular de filosofía del CBC de la Universidad de Buenos Aires. Coordino un grupo de docentes que se hace cargo de comisiones de alrededor de cien alumnos cada una. Los estudiantes vienen de la secundaria. Por razones que ya no importan, derivadas de arreglos políticos entre decanos de otras épocas, la mayoría de los estudiantes que cursan la materia, además de los aspirantes a estudiar filosofía y literatura, son ingresantes a las carreras de diseño y arquitectura.
Nosotros los profesores de filosofía enseñamos Platón, Descartes, Kant, Foucault, es decir, a esos escritores de prosa llamados filósofos. Hay variaciones por las que mechamos el programa con autores de otros géneros como Kafka, Borges, Huxley o Primo Levi.

Los alumnos por lo general provienen de casas con poca o ninguna biblioteca. Es un milagro encontrarse con un alumno lector. Cuando escriben por lo general lo hacen con un vocabulario básico. Sin embargo, lejos estoy de escandalizarme con las faltas de ortografía y errores de sintaxis que espantan a los especialistas en pedagogía y motivan las inquietudes de semiólogos que andan por los pasillos juntando firmas para multiplicar los talleres de escritura.

Pueden leer la columna completa en Perfil.com

Y visitar su blog, Pan Rayado.

Vía: @marturua

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SUSCRIPCION:

Si querés recibir los artículos diarios en tu bandeja de entrada, completá tu e-mail:

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Martín Enrique Fernández

MAF
En este espacio escribo sobre las personas que generan corrientes de pensamiento en algún campo en particular, sobre ideas y herramientas de comunicación interna y sobre el proceso de cambio cultural permanente en el que se encuentran las organizaciones. Las personas. Las ideas. Las organizaciones. En ese orden.

Whycomm S.A.

Presido la consultora especializada en Cultura de HSE, Antropología Corporativa y Comunicación Interna, Whycomm S.A.
whycomm

InternalComms en Facebook

Google Friend Connect


87daa3b476bbf8e7da9837891c2b866bAAAAAAAAAAA