“A mí el único que me levanta el dedo es San Martín”.

Cada tanto alguien dice algo genial.

Pero ocurre cada tanto, no es cosa de todos los días.

Y eso tiene una explicación: se trata en general de ideas profundas y a la vez simples.

Simpleza y profundidad son dos atributos que cuando se combinan -muy de vez en cuando- producen eso que en términos absolutos, si es que tal cosa existe, vamos a llamar “lo verdadero”.

Para ilustrar el asunto recuerdo a un amigo de mi viejo que había vuelto del exilio y que por ende hablaba con la impunidad de los exiliados: con esa combinación intensa en la que se mezcla, por un lado, la prisión interna que imponen cierto resentimiento y cierto dolor, y por otro, la libertad de espíritu de poder decir lo que sentís sin que te importe mucho el qué dirán y sin la necesidad de medir las palabras.

Con la soltura del que está seguro de que la vida le debe algo, repetía una imagen genial:

.

– “A mí el único que me levanta el dedo es San Martín”.

.

Y ahora, visto a la distancia, creo que era genial porque se acercaba a lo verdadero: San Martín levanta el dedo en todas las estatuas. Y él no iba a permitir, después de haber sufrido el exilio, después de sentirse perseguido durante tanto tiempo, que ya nadie más le “levantara” el dedo para explicarle nada.

La vida le debía algo, y él iba a cobrárselo.

Lo verdadero, en este caso, no era ese lugar interno desde el que revelaba su verdad, ese cinismo que lo llevaba a decir lo que decía, sino el fondo de la cuestión: no deberíamos permitir que nunca nadie nos levantara el dedo para imponernos sus ideas. Debíamos pensar por nosotros mismos. Sacar nuestras propias conclusiones.

La imagen de San Martín le daba el toque a la idea, era la nota de color que la hacía entre bella y divertida. Él había llegado a esa verdad simple y profunda desde el dolor, pero eso no era lo determinante para mí, sino la verdad en sí: cada uno debía pensar por su cuenta.

El primer post del año es para compartir un texto que, en un mundo que parece estar construido en base a imágenes artificiales, se acerca a lo verdadero.

Y que por eso es una rareza.

Y a la vez una belleza.

…–…

LOS SOLDADOS HABLAN CORTO, por Silvina Giganti

.

Sé que la sabiduría consiste en no perder la calma aunque no se te dé nada.

Que a las figuras que alcanzaron el nirvana las vi sólo en esculturas de porcelana.

Que ansiar es de humano y a respirar se aprende.

Que la respiración clavicular viene cuando estás colapsado, y la abdominal oxigena la sangre.

.

Sé que es más fácil pertenecerse a uno mismo, decían los hombres del Renacimiento.

Los que foguearon la narrativa de la anatomía y diseñaban aeroplanos mientras escapaban de la peste.

Los que sublimaban la pasión pintando retablos para iglesias.

Y que seguimos mirando como cobayos sus obras maestras.

.

Sé que no hay nada más transformador que el amor. Es como experimentar que el mundo se arregla.

.

Sé que entrenar es más que mantenerse en movimiento: es hacerse cargo del propio cuerpo. Sé que el cuerpo no es la cárcel del alma, sino el motor de la vida. Sé que somos nosotros y nuestras endorfinas.

.

Sé que en las películas de guerra los diálogos son trascendentes. Los soldados hablan corto e importante porque cuando la vida puede perderse no se habla de más como en una de Woody Allen.

(…)

Pueden leerlo completo en el sitio original.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  1. Pía’s avatar

    Wow!! Bienvenido

    Reply

  2. teresa’s avatar

    Simplemente genial, rompi el molde, jajajaja!

    Reply

    1. Martín Fernández’s avatar

      Te voy a tener que bloquear. Lo100to.

      Reply

    2. Florencia’s avatar

      Muy bueno Martín. Gracias x compartirlo. Lo leí hasta el final y justo hoy, que llevamos bolsones de juguetes al hospital de niños de la plata, producto de una colecta. “desde la habitación de un hospital todo se ve diferente”, sin dudas, un baño de realidad q hace muy bien darse de vez en cuando. Abrazo

      Reply

SUSCRIPCION:

Si querés recibir los artículos diarios en tu bandeja de entrada, completá tu e-mail:

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Martín Enrique Fernández

MAF
En este espacio escribo sobre las personas que generan corrientes de pensamiento en algún campo en particular, sobre ideas y herramientas de comunicación interna y sobre el proceso de cambio cultural permanente en el que se encuentran las organizaciones. Las personas. Las ideas. Las organizaciones. En ese orden.

Whycomm S.A.

Presido la consultora especializada en Cultura de HSE, Antropología Corporativa y Comunicación Interna, Whycomm S.A.
whycomm

InternalComms en Facebook

Google Friend Connect


ec174f188eacbe87e8e911881811b1769999999999999999999999999