February 2013

You are currently browsing the monthly archive for February 2013.

| Videopodio S06E04 |

Desde siempre, considero que la repetición es una virtud.

Podría parecer contradictorio con la idea de creatividad, pero no lo es.

Muy por el contrario, es la idea de esfuerzo personal superponiéndose a las circunstancias externas, y que se cristaliza a través de la repetición voluntaria. Es como un sello personal de la gente especial: hace lo que tiene que hacer en el momento que tiene que hacerlo.

En un punto, admiro al que todos los días, sistemáticamente, contra viento y marea, cumple con su parte del trabajo, sea esta la que sea. Gente que hace lo que tiene que hacer. Ni un poco más, ni un poco menos. Lo que hay que hacer.

¿Estoy triste?, ¿estoy alegre?, ¿tengo ganas?, ¿me duele el dedo gordo? No importa, lo que hay que hacer, hay que hacerlo.

Me gustan las personas consistentes, me gusta cuando soy consistente.

El Videopodio de hoy está dedicado a la consistencia.

BRONCE

La infinitamente falluta sonrisa de Obama, que ya todos sabemos que no existe. Pero que es de una consistencia a prueba de balas. Algo debe haber contribuido a que sea el presidente más poderoso del mundo.

PLATA

En segundo lugar es para el gesto técnico en el  lanzamiento de tres puntos de Craig Hodges. Mamita. Un tiro calcado al otro. Amazing, como dicen allá.

ORO

Y finalmente, para el Oro quedó el video más simpático: 38 inolvidables segundos con Gustavo Almodovar, un nombre que ya nunca jamás podrán olvidar.

Hasta el próximo sábado.

Este paraguas con visor me resultó el triunfo del sentido común.

Siempre pero siempre-siempre-siempre supe, en lo más profundo de mi ser, que al paraguas le faltaba algo.

Pero claro, como también siempre les digo es de ese rango de sensaciones que como no logramos poner en palabras no le damos mayor valor.

Y ahora veo, con claridad meridiana, qué era lo que le faltaba: que te permitiera ver por dónde caminás, pero además ir encapsulado para no mojarte. Las dos cosas juntas.

Porque si encima de que usar paraguas es incómodo te vas a mojar igual o tenés que andar haciendo malabares para no sacarle un ojo a alguien, no, dejá, no lo uso más, no me interesa. Dame algo que funcione.

En cambio cuando vi el paraguas con visor…. ahhhhhhh…. me pareció glorioso.

Viendo estas pequeñas innovaciones recupero mi fe en la humanidad.

.

pd: también había visto este paraguas, pero me pareció demasiado escandaloso. Te van a mirar por la calle. No es buena estrategia para pasar desapercibido. Si por ejemplo en 15 años fuera de uso corriente, también lo usaría. Pero ya no estamos hablando de un paraguas-paraguas, sino de un invento nuevo. El otro, el que tiene visor, es una pequeña innovación que mejora mucho la usabilidad y por eso me gustó tanto. Este es otra cosa. En fin.

Fuente

Una de las tareas que mantienen los comunicadores internos a lo largo de los años es la de editar publicaciones impresas. Las organizaciones son conservadoras y el papel impreso brinda una fuerza especial -algo irracional quizás- a la palabra oficial.

La compañías se dan el lujo, sobre todo por motivos políticos, de que sus comunicaciones internas avancen sensiblemente más lento de lo que lo hacen los parámetros de la comunicación comercial. Por eso las redes sociales internas son una rareza y los mensajes específicos para celulares -en un segmento que incorporó la Blackberry antes que ningún otro- también son poco frecuentes.

Resumiendo: los acercamientos a los nuevos paradigmas comunicacionales son paulatinos, lentos y extremamente conservadores, con riesgo tendiendo a cero.

Dicho esto, es lógico que en un House Organ haya poco espacio para la innovación. Deben ser ideas contundentes y a la vez inofensivas, una ecuación rara y difícil de lograr.

Como sea, a continuación, tres tapas que me gustaron mucho por su contundencia. Y que pueden servir de inspiración.

The Economist

Tiene un tiempo ya, es 2012, pero la guardé porque hacía rato que no veía un juego de palabras tan logrado.

Vía

Newsweek

Estéticamente no es una gran tapa, pero el hecho de que sea la última edición impresa (la publicación continuará solo en formato digital), sumado a que el género del título es un #hashtag, todo, en términos creativos, también me pareció muy contundente. Lo que se dice una idea redonda.

Vía

Businessweek

Por último, para hablar de su nuevo formato para iPad, con contenidos exclusivos e interactivos, es decir, para hablar de la nube, una nube. Como el ejemplo de “la vaca, la vaca”, pero si una de las dos vacas.

Toda creatividad de la buena.

Vía

“En Ciencias Sociales la única experimentación posible es con masas de seres humanos; por lo tanto, razones éticas nos inhiben de su práctica. Si se dejara a la ética de lado e igualmente se experimentara, las conclusiones a que se podría arribar no serían aplicables con certeza a otras sociedades o a otros períodos de tiempo”.

– Eduardo Pompei, profesor de Economía, Universidad de Buenos Aires.

.

La reflexión también nos da una pista de por qué no existe una cultura organizacional igual a otra.

A continuación, un divertido experimento con humanos.

La galería de imágenes solo tiene glamour porque se trata de París y las fotos están bien iluminadas.

Por lo demás, la misma mugre que en cualquier lado.

Igual me gustó.

Pueden ver la galería completa en el sitio original.

Vía: @gauyo

El canal de video de TheNewYorkTimes en Youtube publicó una entrevista a Jerry Seinfeld, en la que detalla su proceso para construir una broma.

Está en inglés, pero Seinfeld habla despacio y claro.

Tiene conceptos realmente atractivos, como el valor absoluto de las palabras (por ejemplo, si tiene siete palabras entre las cuales hay cuatro graciosas, solo tiene que encontrar la forma de combinarlas) y también es interesante cuando habla de los Totems que utiliza en su escritura (las mismas hojas, la misma lapicera, etc).

Y por si hiciera falta, voy a utilizar lo que en semiología se conoce como argumento de autoridad: el video sobre humor es bueno porque proviene, quizás, del mejor humorista de la historia de la humanidad.

Hay que tomar nota.

Vía: @gauyo

| Videpodio S06E03 |

Hoy, por tercer sábado consecutivo, mantenemos el formato de video único. Esto es porque este único video es de ORO, y considero que eso -de alguna forma- me libera de postear el resto.

Aunque en realidad, lo de hoy más que un Videopodio es un servicio a la comunidad: una película para descargar. 🙂

Cuando leí brevemente de qué se trataba el argumento (un cuadripléjico millonario que realiza una búsqueda de asistente para que se ocupe de él, y que termina haciéndose amigo de dicho asistente), pensé que me iba a morir del lugar común.

Conflicto de clases, enfermedades y mensajes edificantes. Desdes Downton Abbey y House que a la industria audiovisual ya no se le perdona abordar estos temas con la vara de la calidad a media altura.

Encima, estaba basada en una historia real y, atenti, ERA FRANCESA.

O sea, dos de los tres condimentos centrales para evitar el cine: que tenga golpes bajos o que sea francés (el tercero es que lluevan ranas como en Magnolia).

Sin embargo, me insistieron tanto para que la vea que terminaron por convencerme.

Y la vi.

Lo primero que voy a decir es que hace mucho tiempo que no me reía tanto con una película. Y siendo más amplio, hacía mucho tiempo que, con un producto cultural, no me reía hasta las lágrimas. La última vez, creo, fue con “El antropólogo inocente”, el libro de Nigel Barley.

Volví a sentir esa hermosa sensación de agotamiento en la mandíbulas y en los cachetes, de tanto reírme. Esa extraña mezcla de dolor y alegría que producen los ataques de risa sostenidos, que dificultan la respiración.

Creo que desde ahora, para la irracional y exagerada pregunta “- ¿Cuál es la mejor película que viste?“, además de “- La trilogía de El Padrino“, voy a decir: “- The Intouchables“.

Me hizo pensar nuevamente en el tema del contexto. Tomemos como ejemplo El Padrino, que es una inmensa película. Ver El Padrino a los 20 no es lo mismo que verla a los 40. Probablemente a los 20 te guste, pero a los 40 te enloquece.

Porque te explica cosas sobre la vida.

Te habla de tus padres, de tus hermanos y de tus hijos.

De tu jefe y de la lealtad.

Del dinero

Del éxito social.

Del amor.

Pensemos en una escena clásica, la de la cabeza de caballo entre las sábanas. A a los 35, cobra diferentes significados; unos que a los 20 no se ven.

Ahora, después de ver “The Intouchables” tengo ganas de decir que vi la mejor película de todos los tiempos. Pero sé que estoy exagerando. Y para no exagerar, voy a decir: de estos últimos tiempos. Y en el género específico de comedia dramática.

La exageración es para que tengan en cuenta que es una gran película; es una exageración con fines persuasivos: quiero persuadirlos para que la vean. Es una película sutil, llena de matices, con actuaciones delirantemente bien construidas. Créanme. A lo mejor no los conmueve como me conmovió a mí, por eso del contexto y las necesidades que cada uno tiene en cada momento, pero de todas formas es una enorme película.

Miren si será buena que me tomé el trabajo de dejárselas a un click para que la vean hoy a la noche y después me cuentan.

Pueden descargarla, con subtítulos y todo, haciéndo click acá.

ORO

Hasta el próximo sábado.

PD: y si igual se quedaron con ganas de ver un video, vayan al post de ayer.

En estos días volví a ver el keynote en el que Steve Jobs presentó el iPhone, en 2007.

Digo “estos días” porque la presentación es larga y la vi en varios momentos diferentes.

No es que me interese contarles particularmente cómo YO vi el video, si no que les paso el dato: se puede ver por partes perfectamente, sin perder el hilo.

Está en dos videos, de unos 40 minutos cada uno.

Toda la presentación tiene una puesta en escena brillante, verdaderamente brillante. Pero los primeros tres minutos son de altísimo impacto en función de sus objetivos.

No recuerdo otro ejemplo de este calibre.

Dos últimos comentarios:

1. Es una obra maestra sobre cómo presentar productos. Y sobre cómo presentar “ideas”.

2. Disrupción sería una palabra adecuada para resumir este segundo punto. Sorprende recordar la cantidad de funcionalidades que introduce en un solo producto, y a las que ya nos hemos acostumbrado. Es muy interesante ver el relato y la metodología que utiliza ante un auditorio que no tenía con qué comparar en su propio bagage. Es pedagogía concentrada, pura y dura.

Un último detalle: en un momento de la presentación invita al CEO de Google, Eric Schmidt, para hablar de Google Maps. Todo es parte del gran show.

Si no tienten mucho tiempo, insisto, les recomiendo ver los primeros tres minutos del “día en el que Apple reinventa el teléfono“.

.

PRIMERA PARTE

.

SEGUNDA PARTE

Lo primero que hago cuando llego a un restaurante es pedir manteca.

No quiero saber nada con esos menjunjes cool que los restó de palermo sensible ofrecen con pan saborizado. No señor, me gustan las paneras contundentes, y con manteca. Mucha manteca. Amo la manteca. Le pondría manteca a todo. Tostadas, con manteca. Fideos, con manteca. Patys, con manteca. Aceitunas, con manteca. Mandarinas, con manteca. Y así hasta el infinito.

Podrán imaginarse la alegría que siento de saber qué este cacharro para administrar dosis justas de manteca existe.

Fuente

Es una pregunta existencial.

Es una pregunta contradictoria.

(En realidad, es una pregunta que nos conecta con la contradicción.)

Es una pregunta algo adolescente.

En suma, es una pregunta incómoda.

Y a medida que pasa el tiempo, se vuelve más incómoda.

Cuando leí el post en lo de Milton me puse inquieto. Me fastidié.

Me gusta pensar que hago lo que hago porque me desafía, porque me apasiona, y por todos esos sentimientos bonitos de contar, que a la vez dan cierto orgullo.

Pero también sé que hay cosas que no hago, pero que sí me gustarían hacer, porque estoy enfocado en las otras que están involucradas en la pregunta de origen.

Hace unos días Casciari escribió un post fantástico, no por el hecho en sí que cuenta, sino por como grafica lo que está viviendo:

“Los últimos dos años fueron los mejores que se pueden soñar, porque no hay ninguna tentación, en ninguna parte, que pueda distraerme. No pasa muchas veces en la vida: saber que eso que estás haciendo es, inequívoca, exactamente, lo que querrías estar haciendo si cualquier deseo te fuera concedido.”

Espero que tenga una cintita roja contra la envidia.

El video de hoy, llamado What if money has no object? (dura unos tres minutos) habla del camino y no del resultado.

Y ese, creo, es su gran acierto.

La pregunta central es una gran pregunta para los jóvenes, digamos los sub-27, pero es una pregunta muy incómoda para la gente más grande, digamos los que pasaron los 40, y no han podido dedicar su vida, o parte, a hacer -y por hacer estoy pensando exclusivamente en trabajar- lo que realmente les gusta. O por lo menos algo que les guste.

La vida pasa, la experiencia se acumula y los errores pesan.

Cada vez más.

Empezar de nuevo a los 30 es más fácil que a los 40, y a los 40 más fácil que a los 50.

Es una pregunta odiosa; de alguna forma, nos está sermoneando. Aunque se disfrace de sabiduría de vida. Aunque en un punto, en muchos puntos, tenga razón.

Es odioso que la idea sea tan simple: ¿por qué vivís haciendo lo que no te gusta?

Pero lo peor llega al final, cuando el video cierra con una pregunta demoledora: ¿cuál es tu deseo?

« Older entries § Newer entries »

commodo leo. Lorem Curabitur risus. non diam vulputate, amet,