May 2012

You are currently browsing the monthly archive for May 2012.

Así, hablando en tercera persona de sí mismo, con la soberbia que a veces impostamos para esconder la tristeza, Internalcomms se despide.

Y saluda a su comunidad de lectores que ha sido siempre tan amable, fiel y entusiasta: GRACIAS.

Gracias por participar.

Gracias por formar parte de este espacio con tanta alegría.

De verdad, fue un gusto enorme.

Después de escribir casi a diario durante tres de los cuatro años que edité este blog creo que una breve explicación es necesaria.

Sobre todo para mí.

Necesito cerrar esta etapa de manera formal.

LAS RAZONES

Internalcomms fue, en principio, un ejercicio profesional. Qué con el tiempo sumó notas personales, como el propio “género blog” pide a gritos. Pero básicamente era un espacio para reflexionar sobre cuestiones laborales.

En ese sentido también cumplió con creces. Conocí clientes, participé de varios eventos y respondí un par de entrevistas sobre redes sociales. Casi sin querer, se transformó en una gran apoyo para la consultora. Lo que ocurrió es que en los últimos dos años cambiamos de eje: dejamos de hacer comunicación interna en forma exclusiva para orientarnos hacia la Cultura de HSE (no importa si no saben bien qué es, no los voy a aburrir).

El asunto es que al cambiar el eje diario de mi trabajo, el blog se volvió cuesta arriba, casi imposible de sostener. Alejarme del tema central -la comunicación-, lo volvió un ejercicio cada vez más complejo, por el hecho de tener que cambiar el foco de la mirada.

Si me lo permiten, antes de la despedida final, voy a hacer un breve repaso por los contenidos que más me gustaron del blog (ojo, no les quiero mentir, si no me lo permitieran igual lo haría). 🙂

EL VIDEOPODIO

Fue la sección que más disfruté. Además de que fue la única original: no se la copié a nadie ni como formato ni desde la denominación.

Me entusiasmaba cuando escribía alguna anécdota personal, aunque siempre las exageraba un poco.

Y más me entusiasmaba cuando encontraba un eje claro, como en el caso de la modelo evitando el ridículo. En  esas oportunidades todo era alegría y el texto salía redondo.

Pero eso no siempre ocurría. Era una sección ingrata y trabajosa, porque tenía que visualizar infinidad de porquerías hasta encontrar algo como la gente que se puediera conectar de alguna forma. Y encima nunca comentaba nadie, o rara vez.

Hasta amagué a cerrarla y finalmente me eché para atrás; fue mi costado vedette.

El de la escritora Nigeriana Chimamanda Adichie, el peligro de escuchar una sola historia, fue uno de los Videopodios que más me gustó.

Y el siguiente video nos hizo llorar a todos: los soldados de vuelven de la guerra y se encuentran con sus hijos.

EL EJERCICIO DE OBSERVACIÓN

Los viernes eran días esperados por mí. No solo por el hecho de ser viernes, también estaba el ejercicio.

Fue, lejos, la sección con más participación. Y la más divertida. La que hizo que este blog tuviera una comunidad activa.

Porque la otra comunidad, la silenciosa, se veía reflejada en las visitas y en las suscripciones por mail, y no necesariamente en los comments. A ellos, los lectores invisibles, también les mando un abrazo.

Regresando al tema, después de un tímido comienzo, entre todos encontramos el tono justo para el ejercicio de los viernes, y se volvió muy divertido.

LA PRIMERA PERSONA

Fueron cuatro años y dos meses en los que escribí mucho, y siempre a conciencia. La primera persona es adictiva; nada nos gusta más a los seres humanos que hablar sobre nosotros mismos.

En este tiempo escribí sobre por qué somos esclavos del dinero.

Sobre porquerías para el escritorio.

Sobre el día que me di cuenta que era gordo.

Sobre el terremoto de Chile, con una crónica desde Santiago.

Sobre el tiempo que no destinamos a pensar.

Sobre la inseguridad que genera la paradoja de elegir. Y la seguridad necesaria para presentar ideas.

Sobre Facundo Cabral, sobre mi amor adolescente por Ángela Molina y sobre el genial Britain´s Got Talent.

Sobre branding. Escribí mucho sobre branding. Demasiado.

Sobre creatividad.

Sobre Google, sobre Facebook y sobre Twitter.

También transcribí la increíble guía de la buena esposa y esa otra pieza brillante para buscar empleo en publicidad que es el Manual del Trainee.

Y hasta escribió mi madre.

Pero sorprendentemente para mí, el post más visitado, solo tuvo una foto. Esta:

Por una cuestión de energía, editar InternalComms fue un ejercicio increíblemente enriquecedor. Me explayo.

En general, cuando tenemos una idea, se debe a que atravesamos un proceso de incubación. Es como parir, pero sin la parte de los 9 meses, y sin el humanito bebé que queda al final.

O sea que no es como parir, pero la analogía es clara: tiene que pasar un tiempo de gestación, hasta que la idea madura y nace.

Después hay que cuidarla para que no se rompa. Este proceso de

tiempo que llevan las ideas y los humanitos bebés, los hace muy valiosos.

Bueno, algo de esto, a menor escala, ocurre con un blog. Todos los días hay que parir una idea.

El desafío de escribir a diario, de plasmar esa idea, por  pequeña que sea, es sumamente atractivo. Si ya el hecho de proponerse generar una idea es un desafío, tener una todos los días (una vez que se supera la creencia de que no se puede) nos brinda una gran dosis de energía extra. Porque pensar nos llena de energía. Del tipo de energía que brinda el aprendizaje.

Pero lo mejor de todo, no les quiero mentir, era escribir en primera persona, una arbitrariedad atrás de la otra, cobijado por el formato.

UNA ÚLTIMA IDEA, Y FINAL

Aunque tampoco será un final-final. Todavía me queda una idea más para Internalcomms: convertir algunos de sus contenidos en un libro digital.

Voy a agrupar temas, reelaborarlos y transformar los mejores textos en una pieza editorial con vida propia. InternalComms llegó a tener 100.000 visitas mensuales y aún hoy, casi sin postear, tiene más de 1.200 visualizaciónes diarias, debido a la cantidad de contenidos publicados. A esos contenidos tengo que darles un orden, también lo necesito.

A medida que tenga un nuevo capítulo, lo postearé para preguntarles qué opinan a quienes tengan ganas de leer los adelantos.

El 23 de febrero de 2008 escribí el primer post de este blog.

Y hoy, 20 de mayo de 2012, escribo el último. Lo que venga, cuando venga, tendrá otras reglas. Las que les conté: transformar el contenido y luego dejarlo descansar en otro formato.

Disfruté demasiado el blog para mantenerlo abandonado, así como así, y que no sea chicha ni limonada.

Es una sensación incómoda. Tengo mucho cariño por este espacio.

Poner un punto final es una buena idea, o por lo menos una idea sana.

Sin dudas, el blog sacó lo mejor de mí.

Y eso también se los quería agradecer.

Con afecto, de verdad con afecto, les mando un abrazo, nos vemos pronto, o en Twitter, o nos leemos por ahí.

Martín

“Las personas nos dicen quiénes son, pero lo ignoramos porque queremos que sean lo que nosotros queremos que sean”.

Don Draper, genio y figura.

fringilla felis lectus accumsan mattis felis leo. massa elit. sed