July 2010

You are currently browsing the monthly archive for July 2010.

Años y años desarrollando campañas de comunicación interna -ahora me he vuelto un especialista en Redes de Referentes de CI, ya les contaré en un post con una fuerte dosis de autobombo– me han dejado una certeza: los mensajes pasivo-agresivos generados espontáneamente en ámbitos laborales, son de una potencia extrema.

– POR FAVOR MANTENGA LA PUERTA CERRADA!!! GRACIAS!!!

– Por favor no utilice Comic Sans. Somos una compañía Fortune 500, no un stand de limonada.

Brillante.

Vía

1. CALIDAD

El episodio me me llamó la atención, además de por el escándalo que arma la clienta hasta que es detenida por la policía, por la actitud de los empleados, que en un momento continuaron despachando hamburguesas con la mujer tirada y esposada en el piso. Qué karma aguantar clientes así.

Todos empleados del mes.

2. SERVICIO

Creatividad aplicada para comunicar un servicio del local, tomando un elemento ícono del negocio. Preciso, oportuno, ingenidos. Un gran aviso.

3. COMUNICACIÓN DE RSE

La idea, como la mayoría de las campañas de RSE, utiliza el tono provocador. Ya lo hemos discutido: las técnicas creativas aplicadas al bien público o la diversidad, son difíciles de conciliar con las ideas que promueven.

El hecho de que no haya fotos, es un punto a favor.

Por si no se alcanza a leer es que no contratan gente por nacionalidad, sino contratan individuos.

Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nobel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota:

“Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que este afirmaba con rotundidad que su respuesta era absolutamente acertada.

Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo. Leí la pregunta del examen y decía: “demuestre cómo es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro”.

El estudiante había respondido: “lleva el barómetro a la azotea del edificio y átale una cuerda muy larga. Descuélgalo hasta la base del edificio, marca y mide. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio”.

Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, podría alterar el promedio de su año de estudios, obtener una nota mas alta y así certificar su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera el conocimiento técnico.

Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física. Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunte si deseaba marcharse, pero me contestó que tenía muchas respuestas al problema.

Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excusé por interrumpirle y le rogué que continuara. En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: “coge el barómetro y lánzalo al suelo desde la azotea del edificio, calcula el tiempo de caída con un cronometro. Después se aplica la formula Altura = 0,5 por A por T2. Y así obtenemos la altura del edificio”.

En este punto le pregunté a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota mas alta. Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta.

“Bueno”, respondió “hay muchas maneras, por ejemplo, coges el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio”.

“Perfecto”, le dije, “¿y de otra manera?” “Si”, contestó,”éste es un procedimiento muy básico para medir un edificio, pero también sirve. En este método, coges el barómetro y te sitúas en las escaleras del edificio en la planta baja.

Según subes las escaleras, vas marcando la altura del barómetro y cuentas el numero de marcas hastala azotea. Multiplicas al final la altura del barómetro por el numero de marcas que has hecho y ya tienes la altura. Este es un método muy directo.

Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento más sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo.

Si calculamos que cuando el barómetro esta a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla formula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio.

En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su período de precesión.

En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea coger el barómetro y golpear con el la puerta de la casa del conserje. Cuando abra, decirle: “señor conserje, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo.

En este momento de la conversación, le pregunté si no conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares). Evidentemente, dijo que la conocía, pero que durante sus estudios, sus profesores habían intentado enseñarle a pensar

El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de Física en 1922, más conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodeaban. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica.

Al margen del personaje, lo divertido y curioso de la anécdota, lo esencial de esta historia es que le habían enseñado a pensar.”

–..–

Nota de la Redacción:

(Siempre quise poner Nota de la Redacción y nunca pude). 🙂

A modo de observación final, solo me gustaría resaltar lo atractivas que resultan las situaciones en donde se desafía a un poder establecido en el terreno intelectual, y este desafío es permitido. Podrían simplemente haber aplazado al alumno y ya.

Lo atrapante de la anécdota, además del genio en acción, es la amplitud mental que se evidencia en todos los involucrados.

Vía: @martinmendez

National Geographic suele organizar concursos de fotografía con cierta asiduidad.

A continuación, se pueden ver 50 fotos “that will, undoubtedly, take you breath away” .


En su obra “Mujeres que corren con lobos”, Clarissa Pinkola Estés escribe:

“La mujer moderna es un torbellino de actividad. Se ve obligada a serlo todo para todos. Ya es hora de que se restablezca la antigua sabiduría. La palabra “salvaje” no se utiliza en su sentido peyorativo moderno con el significado de falto de control sino en su sentido original que significa vivir una existencia natural, en la que la criatura posee una integridad innata y unos límites saludables.

Las palabras “mujer” y “salvaje” hacen que las mujeres recuerden quiénes son y qué es lo que se proponen, personifican la fuerza que sostiene a todas las mujeres.

¿Cuáles son algunos de los síntomas emocionales de una ruptura de la relación con la fuerza salvaje de la psique? Sentir, pensar o actuar crónicamente de alguna de las maneras que a continuación se describen utilizando un lenguaje femenino, dichos síntomas son: sentirse extremadamente seca, fatigada, frágil, deprimida, confusa, amordazada, abozalada, apática hasta el extremo.

Sentirse asustada, lisiada o débil, falta de inspiración, animación, espiritualidad o significado, avergonzada, crónicamente irritada, voluble, atascada, carente de creatividad, comprimida, enloquecida.

Temor a aventurarse en solitario o revelarse, temor a buscar un mentor, una madre o padre, temor a presentar un trabajo hasta que no se ha conseguido la perfección absoluta, temor a emprender un viaje, temor a interesarse por otro o otros, temor a seguir adelante, huír o venirse abajo, perder la energía en presencia de proyectos creativos, sentir encogimiento, humillación angustia, entumecimiento, ansiedad.

Temor a reaccionar con agresividad cuando ya no queda nada mas que hacer, temer probar cosas nuevas, enfrentarse con desafíos, hablar claro, oponerse, sentir nauseas, mareos, acidez estomacal, sentirse como cortada por la mitad, o asfixiada, mostrarse conciliadora o excesivamente amable, vengarse.

Estas rupturas no son una enfermedad de una era o un siglo sino que se convierten en una epidemia en cualquier lugar y momento en que las mujeres están cautivas, en todas las ocasiones en que la naturaleza salvaje ha caído en una trampa.

Una mujer sana, se parece mucho a una loba: robusta, colmada, tan poderosa como la fuerza vital, dadora de vida, consciente de su propio territorio, ingeniosa, leal, en constante movimiento.”

Vía: Personalia

En el Videopodio de hoy, el amplio abanico que va desde el talento hasta la falta de ideas.

BRONCE

Empecemos con gente hábil que cambia de formato pero sigue mostrando su talento. Un poco en broma pero igual con mucha habilidad, una orquesta y una máquina de escribir:

Y después, pintar con un iPad:

.

PLATA

Un detalle para apreciar en el videopodio de hoy, es la contextualidad. Mientras más duro es el campo en el que se desarrolla la broma, mientras más hostil es el contexto, más dura se vuelve la broma en sí.

Comparen el tono que tienen las bromas típicas de oficina, con estas dos bromas en el ejército:

.

ORO

Y por último, la falta de talento de un mal perdedor, lo hace mostrar un rasgo de habilidad inusitado. Me causó gracia. 🙂

Hasta el próximo sábado.

Antes de retomar el ejercicio, unas fotitos para entrar en calor.

🙂 🙂 🙂

Y ahora sí, el ejercicio.

La siguiente imagen enmascara a un superhéroe. Y hay que encontrar de quién se trata. Piensen fuera de la caja (qué fácil es decirlo 🙂 ).

Comments off por un rato.

La cultura oriental suscita sentimientos diversos; despierta fascinación e indiferencia en cantidades similares.

Por un lado encandila, ya que propone un ejercicio de empatía inmejorable al intentar comprender la dinámica cultural de organizaciones que sienten, piensan y obran con otra lógica. Y por otro, algunas prácticas resultan superficiales y pareciera que proponen cambiar oro por espejitos de colores, en nombre de no se sabe bien qué.

Según cuenta el sitio Weird Asia News la empresa de ropa interior The Audrey Underwear Company, de Taiwan, designó al 21 de noviembre como el “Camisole Day” para festejar un record de ventas: “sus 500 empleadas mujeres fuero alentadas a vestir lencería durante su día de trabajo, para celebrar“. Y más del 90% se sumó a la propuesta.

“Los hombres se pusieron colorados todo el día, y se comportaron mejor con nosotras. Es muy divertido!”, dijo And Liao Wenshen, una empleada de 30 años.

Amantes de lo irrelevante y la procrastinación, con ustedes, una chuchería irresistible: un Mug con sensor de temperatura.

Como pueden ver en la imagen, en los 36 grados se enciende el indicador.

No se preocupen. De verdad no me cuesta nada. No tienen por qué agradacerme que los mantenga informados de los cambios más relevantes en tecnología de escritorio.

Nos vemos mañana.

Aunque no sé si es para reirse o para llorar, me llamó la atención cómo está contada la historia con tan poco.

Igual, mientras tanto y sin saber bien de qué, trato de reirme.

« Older entries § Newer entries »

id leo porta. id et, accumsan elementum risus.