July 2009

You are currently browsing the monthly archive for July 2009.

Debido a la inmensa cantidad de horas que trabajamos frente a la PC (no quiero hacer cuentas), me pareció bueno compartir algunos consejos básicos de ergonomía.

Las conductas laborales vinculadas a la salud son, en general, difíciles de modificar. Y esto, opino, se debe a que en nuestro orden de prioridades siempre las ubicamos al final. Las presiones y preocupaciones siempre pesan más. No debería ser, pero es. Uno debería pensar primero en uno, pero no, esto ocurre las menos de las veces.

El material me gustó porque las recomendaciones son simples. Y tal vez a fuerza de incorporar la información, casi sin darnos cuenta, adoptemos alguna idea.

011.jpg

Consejo nº 1
Sentarse derecho y mantener la espalda recta.
Los pies apoyados en el suelo y, respecto a las rodillas y los codos, deben estar situados de manera que se forme un ángulo de 90 grados.

Consejo nº 2
Para evitar las tensiones oculares y las cefaleas típicas que surgen como consecuencia de una mala postura al sentarnos frente a la PC, colocar el monitor de manera paralela a las ventanas de nuestro lugar de trabajo, esto reduce los brillos y reflejos, y mejora la visibilidad.

021.jpg

Consejo nº 3
Mantener una distancia de 50 centímetros entre los ojos y la pantalla.

Consejo nº 4
Para descansar la vista, hay que parpadear varias veces y cambiar la vista hacia otros elementos visuales, es decir, no mantener la visión hacia el monitor de manera constante y durante demasiado tiempo.

031.jpg

Consejo nº 5
En lo posible, evitar la la iluminación artificial. La luz natural es más beneficiosa para que la vista no se vea afectada.

Consejo nº 6
Respecto a las malas posturas. Al utilizar el mouse y el teclado, lo primero que es levantar las denominadas “patas” del teclado para evitar que los tendones de los dedos que se conectan con los de los hombros. (?)

041.jpg

Consejo nº 7
No tecrear con demasiada fuerza ya que provoca cansancio en muñecas y manos que hacen que estas molestias se acentúen.

Consejo nº 8
Para evitar todos estos síntomas, el teclado tiene que ser inclinable e independiente. A su vez, necesitamos suficiente espacio para colocar brazos y manos.

051.jpg

Consejo nº 9
Para completar esta terapia, es necesario que cada una hora se tome un descanso de por lo menos diez minutos. No hay que dudar en caminar por la oficina, hacer ejercicios de relajación y alejarose de la pantalla del ordenador.

Vía: cerotec.net

Otro link de interés: Consejos para trabajar con computadoras (hay mucho material)

“Tus primeras 10.000 fotos serán tus peores fotos”

Henri Cartier-Bresson, fotógrafo francés, padre del fotorreportaje.

carelessmother.jpg

Se puede leer el resto en “10 citas sobre fotografía que deberías conocer“.

Update: 78 reglas de la fotografía para idiotas (vía / vía)

Sin rodeos, tengo que decirlo una vez más: la COMUNICACION femenina-masculina, no existe.

Entre hombres y mujeres puede haber amor, química, comprensión, atracción, compañerismo y una gran cantidad de sentimientos. Pero quiero ser claro en esto: COMUNICACIÓN NO.

En el mejor de los casos, existe la intención de entenderse, pero lo que se dice comunicación, de ninguna manera.

Y mientras antes lo sepan, mejor.

Uno de los clichés más escandalosos de la Comunicación Masculina-Femenina es decir que los hombres son simples y las mujeres complejas. Supongo que se deber referir al aspecto emocional de los géneros, pero nunca se aclara.

Son esas ideas que se instalan y luego pasan a ser sabiduría popular.

Por eso, compañeros congéneres, déjenme decirles que catalogar a los hombres de “simples” es propaganda feminista. Y cual John Connors del género, solo tengo una palabra para ustedes: ¡Resistencia! 🙂

En todo caso seremos algo dispersos, pero simples… ¡JAMÁS!.

la_mente_del_hombre_thumb.jpg

Read the rest of this entry »

El ilustrador inglés Simon Tofield creó una animación sobre un gato egoista y entrópico, pero a la vez muuuuuuy simpático. El proyecto, denominado Simon´s Cat (El gato de Simón), está inspirado en su vida con sus tres gatos.

Pero antes de continuar, dos capítulos de la animación, que están integramente desarrollados en flash:

Hace unos días, Tofield estrenó el sitio web del proyecto -conceptualmente muy logrado-, en el que se puede participar de un sorteo bien 2.0 para ganarse un ejemplar del libro que va a lanzar el 1ro de octubre y una cuenta para seguirlo en Twitter.

book_300x300.png

Todo el proyecto tiene 5 capítulos, uno mejor que el otro.

Más o menos en la misma época que leí “Demian, también leí “La extraña vida de Ivan Osoquin” (.pdf al libro). Yo era chico y la literatura fantástica/esotérica me encantaba. La niñez es una buena época para estímulos literarios de esa naturaleza.

Luego uno crece y hay una tendencia natural durante un tiempo a orientarse hacia textos académico. Después se pasa a los “casos prácticos”, para, finalmente, volver a las lecturas en búsca de sentido. En fin.

El libro de marras comienza con los últimos días de vida de Ivan Osoquin, el protagonista, conversando con un mago, “un anciano encorvado con una aguda y penetrante mirada” al que le gustaba “el buen brandy y los cigarros”, que no era como los magos de ahora, como Harry Potter, sino un hombre robosante de sabiduría.

El asunto es que Ivan Osoquin, le dice al mago que si pudiera vivir de nuevo su vida pero conociendo los acontecimientos, no cometería los mismos erroes.

Para hacerla corta, el mago se ríe y le concede la oportunidad de volver a vivir con la ventaja de recordar todo lo que sabe sobre su vida anterior. Pero lo advierte sobre que como es la misma persona, realizará las mismas acciones, que traerán los mismos resultados.

Como es de esperar, Ivan Osoquin vive la misma vida, con los mismos erroes. El libro, en su nudo central, narra esta segunda oportunidad y esta repetición de fracasos conscientes. Aunque no parezca, es una lectura muy llevadera, con mucho ritmo y la moraleja está en uno de los últimos capítulos llamado “La vuelta de la rueda”.

No voy a contar el final por si algún lector se motiva y desea leerlo. En última instancia, el objetivo del post es compartir esta viñeta: ¡es la vuelta de la rueda organizacional!

288715full-thumb-500xauto-864.gif

Vía: Mini.canasto.es / GTDtimes.com

Otra vez David Armano, y esa facilidad que tiene para la síntesis gráfica. Hace un tiempo, acá mismo, habíamos visto el punto justo del genio. Ahora nos presenta una imagen del “Sistema Social” muy lograda.

En el centro de la escena: nosotros. Muy bueno. Si estamos todo el día con nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestros problemas, cómo no vamos a estar en el centro.

Inclusive hasta cuando tenemos miedo de que le pase algo a un ser querido, somos NOSOTROS los que sufrimos.

Luego, el blog: es lo más cercano y personal. Es lo que más queremos en el universo “social”. Despues Twitter. Está bien. En Twitter se comparte lo irracional, los gustos personales, los momentos sin pena ni gloria, la conversación intrascendente.

Twitter refleja un poco lo que somos. No tanto como con el blog, pero hay que reconocer que tenemos una gran cercanía con la ballena (acá pueden seguirme en Twitter).

Más lejano está Facebook. Acuerdo otra vez. Facebook tiene menos espontaneidad que Twitter y menos amor y dedicación que un blog. Está cerca, pero más lejos.

Luego viene LinkedIN o similares, EXCELENTE, ahí está nuestro perfil profesional. Y business are business. No mucho más.

Por último Delicious, donde almacenamos porquerías, pero que es muy útil. Y SlideShare, que es un servicio menor, pero refleja algo de nuestra impronta.

Armano, tiene un 10. Vaya a sentarse.

 

2781252970_33da0585c7.jpg

Bonus track:

Otro de las ideas visuales del autor, que cuenta esa lógica extraña que se da entre las relaciones y el paso del tiempo:

stranger.gif

 

Cuando encuentro algún video o foto de Obama me acuerdo de la película Simone, esa olvidable comedia hollywoodense en la que un productor de cine (Al Pacino) fabrica una modelo virtual y la transforma en la estrella más importante del planeta, solo mostrándola por los medios.

Teniendo en cuenta que a Obama solo lo he visto por televisión, déjenme dudar de su existencia. Para mí, hasta que no tenga la oportunidad de intercambiar algunas palabras con él, Obama es como Simone: una construcción virtual. 🙂

A continuación, se puede ver completa una impecable galería en The Boston Globe, en la que hasta las imágenes más “casual” de Mr. Obama, parecen sacadas de Hollywood.

obama.jpg

Y para quienes no la recuerden, en YouTube está el trailer de Simone.

“A un año de que la reforma del Código Penal estableciera que todo elemento tecnológico es una herramienta más de prueba, siete de cada diez divorcios por infidelidad se inician por los delatores modernos: SMS, e-mails, chats o las redes sociales”.

Lo leí en la edición de Clarín de ayer, en la nota “Infidelidad: En la mayoría de los divorcios la causa es un mensajito o un mail“.

El problema nunca es la tecnología, sino el uso que se hace de ella. Si el efecto es el divorcio, la “causa” jamás puede ser tecnológica. He dicho.

i_still_live_whith_my_parents.jpg

Y para cambiar la onda, otra buena nota de ayer: “El libro y la pantalla están en conflicto, y ya de una manera muy violenta“.

Hay una frase de un Baby Boomer, que me causa mucha gracia: “¡Pero la puta, en esta oficina todo el mundo escribe sin mirar el teclado!

Si bien me causa gracia por todo lo que está en juego en ese comentario casual, vamos a dejar de lado el análisis generacional para centrarnos en la novedad.

Ahora resulta que el iPhone, ese aparatejo que grafica como ningún otro las brechas generacionales, tiene disponible una aplicación que te orienta en el metro/subte de NYC, según hacía donde camines.

Ya no hay dudas, el futuro está con nosotros:

Por asociación libre, la aplicación me hizo recordar un viejo video de Failblog.org.Imaginate que vas con tu iPhone cargado con la última aplicación, sintiéndote totalmente in, la crema de la crema, la última chupada del mate, y entonces te encontrás con esta situación.

Vía: Gizmowatch.com

En mi mejor tono de maestro ciruela, me gustaría comentar sobre un desliz habitual que comenten los profesionales independientes (consultores, capacitadotes y conferencistas, etc.) en el desarrollo de su marketing personal: redactar artículos que, así como quien no quiere la cosa, narran detalles de su experiencia de campo.

Pasemos a los ejemplos. Son artículos que comienzan con frases del estilo “Una vez estaba en un taller sobre habilidades gerenciales y entonces ocurrió que…” o también “Recuerdo que dando una conferencia para jefes y gerentes de una importante corporación…“. Si nuestro trabajo es especial, dejemos que sean otros quienes lo digan.

ovejas-son-los-demas1.png

(vía Yoriento)

Autorreferenciarse nunca es una buena idea. Esa es la magia del marketing “boca a boca”: ninguna de las “bocas” es la nuestra. Que un tercero hable bien de nosotros, justamente, habla bien de nosotros.

El lector atento tarda lo que un suspiro en abandonarnos. Como máximo, dos párrafos. Huele algo raro, presiente el engaño: la autopromoción disfrazada de contenido.

Si es uno mismo el que tiene que hablar bien de sus propios menesteres, además de un rasgo de pronunciado narcisismo, es sospechoso: como no hay nadie que pueda decir algo bueno de nuestro trabajo, no nos queda otra que tomar las riendas del asunto.

Si bien estos artículos muchas veces son sinceros, aportan valor y están escritos con buena intención, tienen un problema de código, de formato, de relación con el público objetivo. Cometen uno de los pecados capitales del marketing personal: confundir el contenido con la publicidad.

Y eso, en la época de los prosumidores, consumidores productores de contenido, es casi imperdonable. A continuación, tres motivos por los cuales a la hora de redactar, los profesionales del “cara a cara” solo deben pensar en el lector:

1. Porque las audiencias no están dispuestas a dejarse engañar.

Todos sufrimos durante años las sobrepromesas de la publicidad masiva. Y aún hoy, a regañadientes, estamos dispuestos a soportar el engaño por TV. Un poco por costumbre, porque ya hay un código creado, y otro poco porque la publicidad busca entretenernos. Pero ese es nuestro límite.

Jamás permitiremos que en medios donde el usuario es el rey, como Internet, nos vendan contenido disfrazado. Aceptamos la publicidad online, pero tienen que ser clara y transparente. Nuestro tiempo es nuestro y lo valoramos. Nada de dobles discursos: si quieren nuestra atención, tienen que ganársela por las buenas.

Las audiencias online poseen la impunidad del anonimato y eso las vuelve muy críticas. En cuanto pueden, manifiestan su disconformidad con muy malos modales.

gatito.jpg

(Vía Alejandro, en Facebook)

2. Por la falta de efectividad.

No es bueno recordar por escrito que uno brinda talleres, seminarios o conferencias, porque, simplemente, no funciona. Mal predispone al lector, al que solo le interesa el contenido valioso, y no nuestro CV.

El hecho de que uno brinde talleres, seminarios y conferencias, hay que recordarlo en otros talleres, seminarios o conferencias preparados para tal fin.

limo.jpg

3. Porque se produce un fenómeno de metacomunicación.

Esto es hablar de comunicación en lugar de comunicarnos. En la vida organizacional ocurre con frecuencia en jefes que, acusados de poco comunicativos, para compensar su carencia, comienzan por hablar de las bondades de la comunicación.

Pero tanto a los líderes como a los profesionales independientes no les conviene hablar de comunicación, les conviene comunicarse. La misma idea se puede trasladar al fenómeno que nos ocupa: en vez de comunicar que uno puede aportar valor, hay que aportarlo.

lista.jpg

Los argumentos vinculados a la propia experiencia profesional solo hay que utilizarlos por escrito cuando son imprescindibles para ejemplificar, debido a que el contexto en el que ocurren los hechos es determinante para la idea que se desea transmitir.

Por último, un post que, a pesar de estar escrito en formato lista, 🙂 me gustó mucho porque se percibe la experiencia: 5 consejos para redactar contenidos web.

« Older entries

facilisis nunc risus accumsan ut tempus justo odio lectus id, suscipit