April 2009

You are currently browsing the monthly archive for April 2009.

Por motivos que desconozco, el coeficiente intelectual de los lectores de InternalComms supera largamente la media 🙂 .

Por eso, para hoy, hay un desafío especial. Un test de atención.

La consigna es simple:

1. A continuación, hay un video. Hay que mirarlo una sola vez.

2. En esa única visualización, hay que contar cuántos pases hacen entre sí los integrantes del equipo blanco.

3. Además de contar, en esa única visualización, hay que descubrir “algo” más. No voy a dar más pistas, solo diré que ese “algo” es muy MUY MUY llamativo, es inequívoco. No es una sutileza. No hay trampas.

El video:

(Vía)

Como supongo que ya vieron el video, y ya descubrieron ese “algo”, sin demasida alharaca les envío mis felicitaciones debido a que era lo mínimo que esperaba de ustedes. Casi que no sé por qué felicitarlos.

Ahora, para los 2 ó 3 lectores de InternalComms que no encontraron ese “algo” (y no leen en inglés), pueden ver la respuesta después del salto.

Read the rest of this entry »

Se puede ver después del salto.

Read the rest of this entry »

Videos de Comunicación, Creatividad y Cultura Organizacional dispersos en la red. 

BRONCE

Aprovecho el Videopodio de hoy para contar una deformación profesional, que es la siguiente: cuando comienza la tanda en televisión, y detecto que estoy viendo un comercial por primera vez, trato de adivinar el final de la historia. No lo puedo evitar. Me divierto barato, y ya trasladé el vicio a Internet.

El asunto es que cuando ví el siguiente comercial, que es una parodia hecha por FedEx de la película “Náufrago” en la que la misma FedEx invirtió millones (¿Se acuerdan de Mr. Wilson?), no me pude imaginar hacia dónde iban con el remate. Que me pareció muy divertido.

Me queda la duda si no merece más que el bronce, pero bueno, es lo que hay:

PLATA

La comunicación femenina-masculina es como la pobreza: es uno de los temas de este mundo que NO TIENE SOLUCION.

Es decir, tiene. Pero como la especie humana tiene la glándula de la generosidad atrofiada. Y para que hombres y mujeres se entiendan, el esfuerzo empático y de limpieza de los propios prejuicios que habría que hacer sería tan grande, sería raro que alguno de nosotros -los habitantes del planeta tierra- estuviera dispuesto a pagar el precio.

Es una tarea que excede al género humano. Algún día, profundizarén en mi teroría “La comunicación entre hombres y mujeres no existe”. El Premio Nobel aguarda mis ideas. 🙂

Mientras, en el blog de Yoriento (que comienza a ser un abonado a InternalComms) se puede leer la traducción de los “Cómo romper con tu novia en 64 sencillos pasos“.

ORO

Para el el primer puesto del podio, una de las historias de la semana.

¿Cuánto daño puede hacerle un emplado a una corporación? Resulta que Kristy Hammonds y Michael Setzer, empleados de Dominos Pizza, tuvieron la desafortunada idea de hacer un video en el que se metían en la nariz un pedacito de queso (creo que es queso) y luego lo ponían dentro de uno de los Sandwich que vende la cadena.

El video comenzó a circular por el mundo y se transformó en un escándolo mayúsculo. El daño a la marca va a ser dificil de reparar. La historia tiene varias aristas más, que son muy interesantes, y que se pueden leer en Alt1040, otro de los favoritos de InternalComms.

Un poco de autobombo y un video interesante, para compensar.

Ayer fumos invitados por la Universidad del CEMA a dar un seminario sobre Carrer Development, y a mí me tocó dar la charla “Comunicación para el Desarrollo de Carrera”.

ucema.jpg

La conversación estuvo interesantes. Hablamos de cómo aprovechar las oportunidades, utilizando como disparador el video de Paul Potts y cómo cambió su vida y construyó una carrera. ¿Recuerdan a Mr. Potts?

En el mismo contexto, ahora es el turno de Susan Boyle. Vía Pixel y Dixel me entero que “el pasado 11 de abril comenzó la tercera edición de Britain’s Got Talent que sigue arrasando en audiencia. En este primer programa de audiciones el share fue de un 45,1 %, llegando a los 11,81 millones de espectadores”.

Susan Boyle from Татьяна Ш. on Vimeo.

Continúo con el copy paste: “El esquema sigue siendo el mismo y de nuevo se producen inesperadas sorpresas como las de Susan Boyle, una mujer de 47 años, de aspecto bastante cómico. Cuando todo apuntaba a que la actuación de esta mujer iba a ser un completo fracaso, Boyle hizo ponerse en pie al público con su interpretación de “I dreamed a dream” de “Los Miserables”. El éxito ha llegado también a YouTube, donde el vídeo de la actuación supera el millón tres cientas mil visualizaciones en 2 días”.

En YouTube hay una versión subtitulada a medias, pero no se puede embeber.

Una galería dificil de clasificar, en la que es complejo evitar la cuestión moral.

¿Todos los trabajos son dignos?

Por mi parte, no trabajaría en una fábrica de armas de guerra.

Aunque llevando la cosa al extremo y con una gran cuota de demagogia, se puede preguntar:

– ¿….y para darle de comer a tus hijos no trabajarías en una fábrica de armas, no estafarías?

No, tampoco. Es una pregunta tramposa. Retórica pura. Siempre hay otras alternativas. Siempre hay una salida.

¿Es así?

oruzhfactory_01.jpg

oruzhfactory_02.jpg

oruzhfactory_03.jpg

oruzhfactory_04.jpg

oruzhfactory_05.jpg

oruzhfactory_06.jpg

oruzhfactory_07.jpg

oruzhfactory_08.jpg

oruzhfactory_09.jpg

oruzhfactory_10.jpg

oruzhfactory_11.jpg

oruzhfactory_12.jpg

oruzhfactory_13.jpg

oruzhfactory_14.jpg

(Vía)

La banda ancha desarrolló en forma espontánea un ejército mundial de auditores. De cualquier tema, a cualquier hora y desde cualquier lugar del mundo. Todos armados de Google hasta los dientes. Todos velando porque, aunque la justicia no castigue a los copiones, el mundo sí reconozca a los verdaderos autores de cada idea.

Ya no hace falta ser mayor de edad para transformarse en un pladín de la veracidad. Por ejemplo cuando yo estudiaba geografía en el colegio, las pirámides eran una foto en un manual. Hoy, desde un celular, un alumno de 10 años puede chequear si lo que le están enseñando es verdad o no.

Y además explicarle a la profesora que a 1000 metros de las pirámides existe un centro comercial. Ya no se puede mentir o simular sabiduría, cuando el conocimiento es muy específico.

Sin ir tan lejos, o entrar en temas de plagio, creo que se puede establecer una diferencia en el hecho de copiar. La copia puede tener que ver con: a. Repetirse a uno mismo; y b. Repetir lo que ya hizo otro.

A. REPETIRSE A UNO MISMO:

El hecho de repetirse a uno mismo me parece el menos grave de los dos, y en general, persigue un único fín: economizar recursos. Pero no es robar. Al primer punto en consultoría se le dice Know how aplicado 🙂 : algo que hago bien, lo hago siempre igual. La replicación, es la base de la rentabilidad. Se trata de una cuestión de mercado, como se puede ver en este gran descubrimiento que postea Unblogged!:

B. REPETIR LO QUE YA HIZO OTRO, PERO MODIFICÁNDOLO:

El segundo punto, el de copiar algo ya inventado, es más delicado porque define la propia identidad. Puede tener que ver con la orginalidad de la que hablábamos ayer. Aunque caminando por una delgada línea, como retrata con gracia y autocrítica el blog Son cosas mías!:

imagen2.png

imagen4.png

imagen8.png

Ninguno de los dos caminos tiene buena prensa o es un atributo apreciado por los consumidores. Aunque creo que repetirse a uno mismo, en un punto, es inevitable.

Si bien el ejemplo sirve para graficar la idea, el caso de Diseney es más cuestionable ya que hay un compromiso no escrito de entregar algo nuevo al espectador, y además al tratarse de un producto masivo y global, se mancha la reputación de la empresa.

A mi juicio, es un error. Pero Disney sabrá.

Queda para más adelante un punto “C”: el vicio de mentir.

La originalidad no tiene necesariamente que ver con hacer algo nuevo, sino con hacer algo propio.

Un ejemplo que representa esta idea (que se la escuché por primera vez a Eduardo Kastika) es cuando un niño dice “acá estoy” en vez de “presente” cuando le toman lista. Y esto no siginfica que, también, otro alumno no pueda decir “acá estoy”. La originalidad no tiene que ver con la exclusividad.

torre_de_pisa_sosteniendo_1.jpg

Cuando lo que se hace no es una postura, o una mueca impostada, cuando no se trata de llamar la atención, sino que tiene que ver con nuestra propia impronta, con nuestro registro personal,  estamos en presencia de algo original. Aunque no sea novedoso, no importa. Es original porque es propio.

La RAE define a la originalidad como algoperteneciente o relativo al origen” pero también con algo que tiene “carácter de novedad”. Me gusta más la primera acepción.

Para distinguir ambas acepciones, podemos ver una foto que va camino a ser un clásico. La de los turistas que “sostienen” la Torre de Pisa.

torre_de_pisa_sosteniendo_2.jpg

Y fíjense que cada quien pone su impronta. Se ven caras diverdidas, almas contentas con la travesura de sostener la Torre. Eso es originalidad. Cada uno sosteniendo como le parece. Cada quien encontrando su propia voz.

torre_de_pisa_sosteniendo_3.jpg

Y también están quienes van más allá, y cuya voz se diferencia del resto. Y entonces en vez de sostener, retratan a los sostenedores:

torre_de_piza.jpg

(vía)

torre_de_pisa_fotografiando_1.jpg

Por último están quienes naturalmente encuentran una variante original. Quienes nunca han tenido problemas para retratar el mundo a su manera. Quienes ya lo traen de fábrica. Así fue como googleando para este post, buscando “sostenedores” de la Torre de Pisa, me topé con la siguiente foto:

torre_de_pisa1.jpg

Si bien, el chiste me pareció viejo y repetido, al ver la foto en el contexto de la Torre de Pisa, pensé: “bueno, alguien que hace algo diferente”. Y le seguí la pista hasta llegar al blog original, que, les juro, merece un minuto de su tiempo ya nomás por su nombre.

Para estimular la originalidad, hay que hacerse la siguiente pregunta: ¿Y esto (sea sacarse una foto en la Torre de Pisa o lo que fuere) cómo lo haría YO? El primer paso para estimular la creatividad, es desarrollar la originalidad. Es decir, encontrar nuestro propio tono.

Hay muchos blogs de gente que viaja alrededor del mundo y luego comparte sus fotos, pero es la primera vez que veo uno como este. Les presento Calvos around the word, cuyo claim es “Calvo no se hace, se nace“. Delirantes 2.0 con un poco de presupuesto que respondieron con desenfado la pregunta que da título al post: “¿Qué es la originalidad?”

Encontrar nuestra propia voz.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Podés seguirme en Twitter en @internalcomms

Si te gustó el post y querés continuar la discusión, podés sumarte al grupo de InternalComms en Linked In

Atención amantes o estudiosos de la comunicación y del espíritu humano, tengo una novedad para ustedes. Acabo de descubrir un nuevo blog para seguir: PassiveAggressiveNotes.com

0_.jpg

La traducción literal es notas pasivo agresivas y la idea de publicar notas caseras o semi caseras con advertencias, me parece muy buena; me entusiasma. Estuve seleccionando algo de material y muchos de los posts superan el centenar de comentarios. Casi todo el material está en inglés.

El estilo de las notas me hizo acordar al típico cartel argentino que dice “Sonría, lo estamos filmando”, que siempre me pareció un ejemplo de “empatía cero” y maltrato al cliente. Si vamos a filmar a alguien sin preguntarle nada, por lo menos hay que esbozar una explicación coherente, que ni siquiera tiene que ser creíble. Por ejemplo: “Lo estamos filmando para su propia seguridad”.

Pero pedirle que sonría por algo que es invasivo, es un maltrato innecesario. Por fín un blog que viene a hacer justicia: PassiveAggressiveNotes.com.

1_.jpg

3_.jpg

5_.jpg

6_.jpg

“No hay placer en no tener nada que hacer, lo divertido es tener un montón de cosas que hacer y no hacer nada”.

Mary Wilson Little.

(Vía Yoriento, vía Gran Angular)

.

Días atrás escuché una idea que me sorprendió por su lucidez y simplicidad, y también porque no era algo que esperara escuchar en ese momento.

En una pausa de una reunión que se hacía larga, alguien explicó así como al pasar que había infinidad de temas en los que le gustaría pensar, pero que al no tener el tiempo para hacerlo, no pensaba. Y que al no tener una opinión o juicio formado, cuando le tocaba actuar en relación, se movía instintivamente, sin un componente racional o una mínima convicción personal. Era el Just do it de Nike, pero mal entendido.

Lo interesante fue que la reflexión no era una autocrítica, sino que era una descripción de su situación. Y otro punto interesante era que no hablaba de un aspecto profesional, es decir, de temas en los que debería tener opinión o conocimiento pero no lo tenía.

No, al contrario, hablaba de aspectos en los que NO teníamos -y nos incluyó a todos- la obligación de reflexionar, pero en los que SI era conveniente pensar en profundidad. Sin embargo se daba cuenta que detrás del título o enunciado del tema (por ejemplo: qué opinaba sobre cómo reaccionar cuándo alguien lo agredía), más allá de las ideas básicas recibidas en nuestro hogar, no dedicábamos tiempo para pensar qué pensábamos del tema. O si alguna vez habíamos pensado.

Y que eso era muy inocente: era dar ventaja. Desconocer qué pensamos es desconcer el mundo en el que vivimos.

 21_photo.jpg

Alguien le recomendó que hiciera terapia, y todo el mundo soltó una risita nerviosa para salir del paso. Pero el asunto estaba tan interesante que a pesar del boicot involuntario y de estar parados al lado de una máquina de café,  la conversación siguió adelante.

Dijo que eso también le ocurría profesionalmente, que no se limitaba a lo personal. Que, por ejemplo, para opinar de la pena de muerte no se había tomado el tiempo suficiente para descubrir (esa palabra uso) en profundidad cuál era su opinión, más allá de las ideas ya instaladas sobre lo correcto y lo incorrecto.

Que tenía intuiciones de lo que estaba bien o mal, pero no certezas. Y que no se podía tener certezas sin un período previo de reflexión.

Pero a la vez, los temas para reflexionar eran tantos, que el asunto se volvía imposible. Que había temas en los que por la urgencia se debía opinar como adolescentes tardíos y aturdidos, que repiten como loros lo que escuchan en su primer año de facultad.

A modo de corolario, dijo que sería bueno hacer una lista de los temas en los que deberíamos tener más claridad, en los temas importantes, ya que después se nos olvidan. Y que eso era el colmo: ni siquiera tenemos presentes los aspectos importantes de nuestra vidas en los que aún no hemos pensado.

 95_photo.jpg

Es tanta la resistencia que vamos al psicólogo para que nos recuerde en qué debemos pensar. El asunto se puso picante y alguien arriesgó: “Vivir así es como vivir sin vivir”.

Fue una lástima, pero en el climax del razonamiento y justo antes de que la conversación no tuviera retorno, se cortó la pausa retomar una reunión rutinaria en la que revisamos los asuntos superficiales, intrascendentes y urgentes de todos los días.

Videos de Comunicación, Creatividad y Cultura Organizacional dispersos en la red. 

BRONCE

En Pascuas, un video sobre cómo romper un huevo :-).  Más allá del chiste fácil y de dudosa calidad, como bien dicen en FayerWayer, el video es hipnótico.

PLATA

La siguiente historia me hizo acordar a esta otra historia, que me resultó genial. Sin embargo, a la de hoy creo que para ser muy buena le falta un toque de algo que no sé bien qué es. Cada día que pasa me transformo en un crítico más preciso 🙂 . Vía HombreLobo / Vía Recogedor / Vía El Portafolios

ORO

El management de celebridades tiene sus propias reglas, como vimos con Jaime Bayly un tiempo atrás. Ahora es el turno del periodista y presentador de noticias, Jorge Ibeas, que se despacha contra las autoridades de su propia cadena hasta el punto de mandarlos a leer sobre las últimas novedades en literatura de negocios. Después de esto fue despedido. A continuación el video, acá se puede leer la leer la historia completa y acá otro post con casi 100 comentarios.

« Older entries § Newer entries »

adipiscing quis pulvinar consequat. venenatis, libero