¿Qué superpoder elegirías?

Uno de los ingredientes centrales de la creatividad es la apertura mental.

Esto es mantener una una actitud de tolerancia hacia las ideas ajenas y sobre todo hacia las ideas que no nos interesan en forma especial.

El hecho de ser amante del cine chatarra, el de Hollywood, me ayudó a diseñar una dinámica cuyo objetivo principal es demostrar por qué es necesario tener una mentalidad de apertura aún hacia estos temas que no nos interesan en lo más mínimo.

El ejercicio consiste en lo siguiente. Primero es necesario instalar un tópico poco frecuente para los adultos: los superhéroes y sus superpoderes. Una vez que se logra la participación general y la identificación clara del tema (no hace falta profundizar, solo que todos sepan de qué se está hablando), se entrega una hoja en blanco y una lapicera.

Entonces se le pide a cada uno de los participante que responda en “modo Blink”; es decir, que vuelque la primera respuesta que se le venga a la mente, en forma inmediata. Se avisa que hay que responder ya, ahora, en ese preciso instante, con el impulso inicial:

– Si pudieras elegir, ¿qué superpoder desearías tener?

Luego se retiran las hojas en las que cada participante dejó plasmado el superpoder elegido, y viene lo más interesante. Ocurre que la elección está fuertemente influenciada por el factor edad y sexo.

Mientras la persona es más joven (o se siente más joven), pongamos hasta los 40, y ni que hablar si es soltero o no tuvo hijos, elige superpoderes vinculados a la diversión: volar, hacerse invisible, mirada de rayos X para espiar a una vecina o la teletransportación.

En cambio, quienes tienen más responsabilidades en la vida, y en general mas años, se vuelven más conservadores en la elección. Rankean alto los superpoderes vínculados a la salud, estilo Wolverine, que jamás puede ser lastimado. O las habilidades para resolver conflictos, como la de Mel Gibson en “Lo que ellas quieren”, que le permitía saber qué pensaban las mujeres. O sea, los superpoderes que consideran a alguien más.

El rescate del ejercicio consiste en ver la realidad desde una mirada ajena, y a partir de un tema trivial. En entender por qué cada persona elige lo que elige.

Supongo que a medida que crecemos nos vamos dando cuenta de lo importante que es registrar lo que ocurre allá afuera, 🙂 de lo difícil que es lograrlo y de lo fácil que es quedar atrapados en nuestro propio laberinto. El mundo es muy amplio para quedarnos solo con nuestros ojos y nuestros intereses.

Retomando la dinámica, más allá de las edades y las vivencias previas que nos empujan a elegir entre tal o cual superpoder, siempre hay un factor en cómun: el superpoder más elegido es Volar (por mi parte, entro en la media: también elijo volar).

A modo de conclusión, creo que el hecho de volar está asociado a viajar y, en forma consciente o no, a la sensación de no depender de nada ni de nadie. A la libertad.

Y está casi cientificamente comprobado, 🙂 a todos nos gusta sentirnos libres.

Por eso me pareció tan bien logrado este video casero que muestra cómo sería la visión del mundo desde una persona que pudiese volar.

Vía: reddit

  1. Senior Manager’s avatar

    Interesante video e interesante ejercicio de auto afirmación y deseos imposibles. Yo lo hice (en modo “blink”) y hubiese elegido el poder de controlar el tiempo…
    Slds
    SM

    Reply

  2. Martín Fernández’s avatar

    Senior, es un ejercicio de empatía.

    No importa lo que piensa uno mismo sino entender lo que piensa el otro, y por qué.

    Reply

  3. Martín Fernández’s avatar

    En mi blog: ¿Qué superpoder elegirías? http://bit.ly/5mIhO

    Reply

  4. teresa’s avatar

    Volar, definitivamente.

    Reply

  5. José Luis Gómez’s avatar

    Yo elegiría el bolsillo de Doraemon ¿Qué superpoder elegirías? http://t.co/8tnvxcQw

    Reply

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

felis amet, quis, ut at adipiscing fringilla tristique