¿Qué libro recomendarías en este mismo momento?

Hay dos libros que recomiendo de memoria.

Es decir, cuando me preguntan o noto alguna inquietud, no dudo.

Siempre me hicieron quedar bien.

Los libros son “Fernández” y “Mamá”, y ambos son del periodista argentino Jorge Fernández Díaz.

Los argumentos son simples (en realidad, “Fernández” es más simple; mientras que “Mamá” posee saltos temporales y personajes entrelazados) pero las historias que se desarrollan son potentes.

Están cargadas de mundos emocionales, contradictorios como todo mundo emocional, pero decodificados con claridad. Y ese es uno de los dos grandes méritos que pude captar del libro: la fuerza de la descripción cuando logra aislar sensaciones que habitualmente percibimos arremolinadas.

El otro es la poética de la prosa aplicada a lo cotidiano.

Fernández, al autor me refiero ahora, tienen esa rara habilidad. Posee el don de los grandes escritores: como comprende el mundo emocional ajeno puede provocar el llanto, y más difícil aún, la risa.

Las dos cosas, apenas, con unas páginas de diferencia.

Creo que solo logran eso quienes a fuerza de introspección pueden desenmarañar -y por ende traducir- el complejo laberinto que supone la vida interior propia, y recién entonces por añadidura, percibir la de un tercero.

Desde mi nunca humilde punto de vista, Fernández -el escritor ahora- es el mejor novelista argentino desde Osvaldo Soriano. Y como hace rato que leí “Fernández” (el libro) fui a buscarlo a la biblioteca a ver si recordaba qué era lo que me había gustado tanto.

Ni bien leí el primer párrafo me acordé.

Miren que belleza:

1

.

Tenía cuarenta años y no creía en nada. Se veía a sí mismo como un pobre imbécil frente a un mural, armado de una espátula y dispuesto a dejar la vida. Pero raspaba y raspaba, y debajo del paisaje descubría una naturaleza muerta, y después el rostro trémulo de una mujer victoriana, y luego un barco en altamar, y así, agotado y sudoroso, comprobaba que la tarea era extenuante pero infinita, y que detrás de una verdad siempre había otra, y otra, y otra más. Y que al final la verdad no existía.

A Fernández esta enfermedad personal lo avergonzaba. Tenía, por supuesto, una coartada perfecta. Era nada y nadie, es decir: era un periodista. Había visto demasiado. Había abrazado tantos credos que se había quedado sin ninguna fe, y gustaba vestir esa desnudez con un uniforme impermeable. El uniforme de la objetividad.

(…)

.

¿Algún libro que recomienden de memoria?

  1. valeria’s avatar

    sip. Tu rostro manana (trilogia). Javier Marias.

    Reply

    1. Martín Fernández’s avatar

      Hola Vale, qué agradable sorpresa leerte.

      Cariños!!

      pd: no lo leí

      Reply

    2. Bea’s avatar

      Cometas en el cielo. Definitivamente relata una realidad cruda de manera emocionante.

      Reply

      1. Martín Fernández’s avatar

        Hola Bea, copia algún párrafo en un comment para chusmear un poco.

        Reply

      2. Maria Noel’s avatar

        Hola estimado! yo recomiendo de memoria, sin dudar, y con la seguridad de quedar muy bien, LA SOMBRA DEL VIENTO de Carlos Ruiz Zafón. Es una novela que transcurre en Barcelona de la postguerra y tiene unos personajes maravillosos. Y para mi gusto, todas las obras de Saramago son un placer. Saludos y buen fin de semana, ideal para leer al solcito del otoño.

        Reply

        1. Martín Fernández’s avatar

          Hola María, casualmente esto leyendo El juego del ángel, de Zafón, de quien no había leído nada. Me sorprende el humor corrosivo que tienen sus personajes, en esas descripciones que parecen tan ingenuas por momentos. También transcurre en la misma ciudad y tiempo (Barcelona, postguerra). Se ve que le atrae la época.

          Reply

          1. Maria Noel’s avatar

            Hola Martín! si, se trata de una trilogía … son los mismos personajes, y las historias tienen una relación entre ellas… Yo particularmente disfruté muchísimo el primero: La Sombra del Viento, y el tercero: El prisionero del Cielo. El Juego del Angel es el segundo, y me resultó un poquito tenebroso. En el último libro se cierran las incógnitas que quedaron en los otros, y te deja una especie de paz espiritual al final… Abrazo desde la otra orilla!

            Reply

          2. Florencia’s avatar

            Rayuela (de los de ayer-Cortazar-), Kafka en la orilla (de los de hoy -Murakami-), no en vano con universos psicológicos riquísimos y su relación con la muerte, el amor y otros sentimientos y realidades. Rayuela, de todos modos, es especial, porque le dice no a la linealidad e invita al protagonismo del lector. gracias x la pregunta, me gustó reflexionar. Buen finde para tod@s.

            Reply

            1. Martín Fernández’s avatar

              Hola Florencia, Murakami es una deuda pendiente. Ahora que estreno Kindle voy a ver si cargo Kafka en la orilla para leer aunque sea un par de capítulos. Grax.

              Reply

            2. Pia’s avatar

              Buenisimo post!
              Así, de memoria recomiendo “El hombre en busca de sentido” de Victor Frankl. Excelente!!!

              Reply

                1. Esperanza’s avatar

                  Basta!!!! Estaba por decir el mismo libro!!!!

                  Reply

                  1. Martín Fernández’s avatar

                    ¿Había un solo libro en su casa?

                    Reply

                    1. Martín Fernández’s avatar

                      Jeje. Perdón, me la dejaron picando.

                    2. Esperanza’s avatar

                      Jajaja!!!! Juro que lo leímos separadas y cada una tiene su ejemplar.

                      Yo lo leí ni bien volví de conocer Auschwitz. Impresionante. Cada página me desafiaba a valorar un poco más todas las bendiciones que la vida me regala. Desde tener medias, zapatos y cordones, hasta el regalo más grande que es la libertad. Muy recomendable.

                    3. Eduardo Tedeschi’s avatar

                      El hombre mediocre de José Ingenieros.
                      Los pilares de la Tierra de ken Follet, novela histórica.

                      Reply

                      1. Martín Fernández’s avatar

                        Ya escuché mucho de la novela de Ken Follet. Va al kindle. Gracias Eduardo.

                        Reply

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *