Ahora sí: ¿Cómo defender una idea?

Luego del amague no del todo voluntario de ayer, lo prometido:

2185231345_bd4e285c0d.jpg

Introducción a la creatividad, de Edurado Kastika.

Capítulo 12:

Negocie, defienda y hasta oculte sus ideas cuando sea necesario.

(fragmentos)

“Hay contextos en donde las ideas se negocian (se venden). Los procesos de validación interna de ideas son parte de la dinámica de la innovación en las empresas.

Dicho de forma fácil: lograr aprobación interna para nuestras ideas es tan importante como producir las ideas.

Podemos cometer errores si no manejamos bien estos procesos. Un error posible consiste en defender las ideas equivocadas. Pero no es el más grave: me preocupa más la decepción que provocan las ideas robadas, “cajoneadas” o minimizadas. Me preocupa porque creo que es una decepción que nace de un error de apreciación.

¿Por qué, por ejemplo, planteamos ideas incipientes -y por lo tanto vulnerables- en contextos no adecuados? A veces, porque buscamos apopoyo, seguridad o la validez que nosotros no nos animamos a adjudicarles. No creemos lo suficiente en la idea; entonces la planteamos prematuramente para encontrar aliento, apoyo.

Este apoyo nos puede costar carísimo (hasta nos puede costar la autoría de la idea). Y  así es como nos decepcionamos.

Saber negociar ideas es parte del proceso de innovación.

A veces regalamos ideas porque no sabemos cómo negociarlas. Conozco casos a montones. Otras veces “regalamos proyectos”, porque no sabemos cómo transformarlos en planes concretos. También conzco casos a montones.

Hay contextos en donde las ideas se defienden a cualquier costo. Puede ser un caso especial de negociación. Pero remarco este tipo de contextos porque son moneda corriente en el mundo de la creatividad.

Por último es necesario reconocer los contextos en donde las ideas deben ocultarse. Hablar de nuestras ideas en enriquecedor. Nada mejor que ir fortaleciéndolas con el aporte de otros y con el avance “en espiral” que aportan otras ideas.

Pero en ciertos lugares es imposible. Hay contextos en donde no vale la pena ni siquiera mencionar nuestras ideas. Usted pensará que se trata de evitar la copia. Sí, pero no solamente.

Lo más importante es el efecto desmotivador de expresar ideas en lugares dende no interesan. No hace falta que ponga ejemplos. Usted debe conocerlos en cantidad. Hay lugares en donde exponernos no tiene ningún sentido.

¿Qué se pierde? Sobre todo, energía.”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SUSCRIPCION:

Si querés recibir los artículos diarios en tu bandeja de entrada, completá tu e-mail:

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Martín Enrique Fernández

MAF
En este espacio escribo sobre las personas que generan corrientes de pensamiento en algún campo en particular, sobre ideas y herramientas de comunicación interna y sobre el proceso de cambio cultural permanente en el que se encuentran las organizaciones. Las personas. Las ideas. Las organizaciones. En ese orden.

Whycomm S.A.

Presido la consultora especializada en Cultura de HSE, Antropología Corporativa y Comunicación Interna, Whycomm S.A.
whycomm

InternalComms en Facebook

Google Friend Connect


665f6964694777f936fe41038be2aca8qqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqqq